Pinches DJs.  Somos una masa de gente ególatra… y sensible.

Compartir las tornamesas con alguien puede ser la mejor experiencia. Pero a veces resulta la peor y la más desgastante. Por ahí pululan una serie de individuos que, cuando los invitan a un evento, olvidan tres cosas básicas:

UNO. La experiencia colectiva.Si el evento no lo estás organizando tú o tu tío el del antro, puede ser altamente probable que el evento no gire en torno a ti. Fíjate en el flyer, y si tu nombre es más pequeño que el título del evento, entonces éste es el caso. Tienes que entender que aceptaste formar parte de una experiencia colectiva, y por lo mismo tienes que ponerte en modo de cooperación y buscar aportar en conjunto. Pero no, los hay quienes creen que son los únicos DJs del planeta que vale la pena escuchar y comparten el escenario a regañadientes.

 

DOS. Horarios flexibles.Cuando vas a participar en un maratón de DJs, en muy pocas ocasiones se respetará a la perfección el horario que te hayan asignado. Sí, a mí también me choca que me digan un horario y que resulte que toco dos horas después. Pero pasa, y pasa tanto en una buena organización de evento como en una mala. Así que, si esto afecta tu dignidad como DJ, lo mejor es retirarte, porque ya lo sabemos, la mayor de las veces no sabes manejar tu ego lastimado.

 

TRES. Espacio corporal.No entiendo por qué hay personas que no respetan el espacio del DJ que está tocando en turno. Como son los que siguen en la lista, lo mejor que se les ocurre es hacerle como “señor en el Walmart”, que se pegan al que sigue en la fila, como si eso significara que los van a atender más rápido… Entonces ahí puedes ver al que sigue, mientras estás en tu turno, viendo el reloj todo el tiempo, acomodando sus cosas y queriendo revisar si sus discos o su USB funcionan; invadiendo tu espacio corporal desde media hora antes de que sea su turno oficialmente. Si eres de esos, haznos el favor a todos de jamás volver a aceptar una invitación para tocar junto con otros DJs.

Pinches DJs. A veces no los soporto.

Palabras

Leave a Comment

Your email address will not be published.